Recomendaciones que ayudan a reducir el riesgo ante el COVID-19